Categoría el IES La Sagra

Ramón Puertas. «Dª Paquita en la historia del IES La Sagra»

Doña Paquita Bustos en la historia del IES La Sagra

Ramón Puertas

Director del IES La Sagra

Buenas tardes. Bienvenidos y bienvenidas  a este acto con el que el CEP de Baza, el ayuntamiento de Huéscar, los centros de enseñanza de Huéscar, además de  familiares, compañeros y amigos, nos hemos reunido para rendir un merecido homenaje, a título póstumo a Dª Mª Francisca Bustos Jiménez.

Mujer valiente, decidida, inteligente, comprometida, generosa y muy trabajadora,  adelantada a lo que era común en las mujeres de su época; licenciada en Farmacia y en Ciencias (sección Químicas) maestra de enseñanza primaria y profesora de matemáticas, directora del Colegio Natalio Rivas, y directora (delegada del instituto) de nuestro centro cuando funcionaba como sección delegada del instituto Padre Suárez. Maestra y profesora vocacional, que disfrutó con su trabajo y que supo transmitir su  entusiasmo y su buen hacer a las distintas promociones de niños y niñas que a lo largo de tantos años, casi 50 años dedicada a la enseñanza, (1934-1983, desde 1944 en Huéscar) pasaron por sus aulas.

Una parte de la trayectoria  como docente de Dª Paquita Bustos ha estado muy ligada al IES la Sagra desde sus orígenes, concretamente desde el año 1960 hasta el año 1983.

En 1960, después de publicarse en el BOE, el decreto, por el que se regulaba la creación de colegios libres adoptados, que eran centros de enseñanzas medias (Bachillerato) dependientes de otros institutos, el entonces alcalde de Huéscar Claudio Penalva, pensó que la creación de un colegio libre adoptado, sería muy beneficioso para la localidad y para su comarca, de manera que se completara la instrucción primaria con el bachillerato, y así dar salida al posible alumnado hacia la universidad.

El Colegio libre adoptado fue inaugurado el 12 de octubre de 1960, ese primer año, comienza funcionando provisionalmente en los locales cedidos por la Escuela de Artes  Aplicadas y Oficios Artísticos para las clases de la mañana (los niños), y por el Grupo Escolar  Natalio Rivas, a partir de las cinco de la tarde (para las niñas).

En el curso 1961-62 las clases se imparten en la calle Morote, en el antiguo cuartel de la guardia civil, donde actualmente se encuentra la escuela de Arte, y allí permanecería el Colegio Libre Adoptado, y después sección delegada, hasta la construcción del nuevo edificio en su actual ubicación.

Este Colegio Libre Adoptado de Enseñanza Media de Grado Elemental, depende académica y administrativamente del Instituto Nacional de Enseñanza Media “Padre Suárez” de Granada. En su creación dispone de dos cátedras, una de la sección de Ciencias y otra de letras, que serían desempeñadas en su origen por Dª Francisca Bustos y por Dª Mercedes de Abajo respectivamente.

El siguiente paso en la consolidación de la enseñanza media en nuestra comarca fue el constituirse en Sección Delegada de Instituto Nacional de Enseñanzas Medias. En 1965, inicia su actividad como Sección delegada de Enseñanza Media de Huéscar, adscrita al instituto Padre Suarez, sin dirección propia y del que dependía administrativamente. La dirección del centro, la ostentaba el Delegado del Instituto, uno de los profesores, que representaba a la dirección del Padre Suarez y ostentaba la jefatura de estudios.

En septiembre de 1965, después de 5 años de provisionalidad, se inauguró el edificio actual, gracias a la contribución del ayuntamiento de Huéscar, padres del alumnado y otras personas de la localidad.

En 1970, La ley General de Educación, transformará a todos los centros de Enseñanza Media en Institutos Nacionales de Bachillerato. En el curso 1970-71,  adquiere plena autonomía y entidad propia, independizándose del Instituto Padre Suarez. Con la democracia pasa a denominarse Instituto de Bachillerato. Cambia la estructura del bachillerato que pasa del bachillerato elemental, bachillerato superior, preu y prueba de madurez,  al BUP, el COU y la selectividad.

Se extinguió con la implantación de la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo de España (LOGSE) de 1990. ​ Desapareció definitivamente en el año 2000.

Con la llegada de la LOGSE, pasó de denominarse Instituto de Bachillerato a Instituto de Educación Secundaria (IES) y cambia de nuevo la estructura de las enseñanzas, de manera que con los cursos 7º y 8º de la EGB, junto con los dos primeros cursos del BUP, se crea la ESO, mientras que el 3º de BUP y el COU se transforman en los dos cursos de bachillerato actuales.

Para terminar mi intervención un recuerdo especial para los compañeros/as que han trabajado en este centro y que ya no se encuentran entre nosotros, además de para Doña Paquita Bustos, un recuerdo para Manuel Fernández Santaella, Alodía Martínez Soriano, Rafael Díaz Jiménez, Gema Pastor Gutiérrez, Julio Carrera Conde, Gonzalo Pulido Castillo, Dolores Martínez, Ascensión Gómez Martínez y Manuel Gallardo Zafra.

También unas palabras de agradecimiento y de reconocimiento; de agradecimiento al CEP DE BAZA, a su director, Antonio Suarez, y particularmente a su asesora Mercedes Laguna, por la organización de este homenaje y por haber elegido nuestro centro para su celebración; de reconocimiento para Dª Soledad Álvarez,  por su compromiso y generosidad con nuestro centro y  por su esfuerzo para poder estar con nosotros en este homenaje.  También mi agradecimiento para José Antonio Fernández, Gregorio Martínez y Rafael Mª Salido, antiguos profesores de este centro que han querido acompañarnos en este acto.

Publicado en Minerva. Revista de Educación, número 5

Gregorio Mtez. Punzano. Valoración de la figura de doña Paquita en la historia del IES La Sagra

Valoración de la figura de doña Paquita Bustos

en la historia del IES La Sagra

Gregorio Martínez Punzano

Director del IES La Sagra de 1986-2011

 

 “Un profesor trabaja para la eternidad;  nadie puede predecir donde acabará su influencia”. (Henry B. Adams, historiador americano)

 

En primer lugar, buenas tardes a todos/as, a los compañeros/as de la mesa y al público en general. Además de que   quisiera agradecer a la organización de este acto la invitación que me han hecho para poder participar y aportar mi opinión sobre lo que ha representado y representa Dª. Paquita en la historia de este Centro.

Evidentemente, no se podrá contar la historia de este centro sin hablar de Dª. Paquita, que fue la que inició todos los trámites y papeleos para que el Ministerio en el año 60 autorizase la creación de un Centro Libre Asociado (CLA).

Fue una mujer adelantada para su época, tuvo intuición, no se arredraba ante nada ni ante nadie. En mi opinión, la Enseñanza del Antiguo Bachillerato en Huéscar se adelantó unos 8 o 10 años, con lo cual de no haber sido así, se hubiesen perdido unas 8 o 10 promociones de alumnos que no hubiesen podido estudiar en toda la comarca, que es lo que pasó en muchos pueblos de la categoría y las circunstancias de Huéscar. Sólo hubiesen estudiado los hijos de aquellas familias   que podían enviar a sus hijos a Centros de la Capital. Además, sembró las bases del que sería después el INB y actualmente el IES LA SAGRA.

 Yo creo que ella intuía la importancia que iba a tener para toda la comarca la implantación del Instituto aquí en Huéscar, pero no tanta como la que se ha demostrado a través del tiempo. Hay profesionales de todos los oficios y materias que han estudiado en este Instituto, entre ellos yo, y que están desarrollando, su labor, por muchos lugares de nuestra geografía en: Cajas de Ahorros, Alcaldías, Centro de Salud, Colegios, Ayuntamiento, Institutos, etc. que se han formado gracias a él y lo tienen como referencia por sus vivencias y la formación que recibieron en sus aulas.

Por otra parte, diré que en los años que he estado en la dirección del Centro, se han reunido unas 15 promociones de antiguos alumnos que se juntaban después de 25, 30 o 40 años, que hacía que habían acabado. He manejado actas, listados y demás datos y puedo afirmar que el 80% y en algunas promociones más, eran licenciados universitarios, profesionales liberales o empresarios. En resumen, todos triunfadores. Podemos decir sin ser petulantes que: “ESTOS SON LOS FRUTOS DE D ª. PAQUITA”.

También quisiera resaltar que tuve la suerte de haber sido alumno suyo (ella formaba parte del Tribunal de Ingreso al Bachillerato, que era obligatorio hacerlo), y al cabo del tiempo volví aquí como profesor de Matemáticas, siendo compañeros de Departamento, el trato, los consejos y las orientaciones que me dio fueron tan exquisitos y válidos que me marcaron para el resto de mi vida profesional.  Entre otras cosas transmitía, respeto, cariño, rigor, y seriedad. Jamás le escuché una voz más alta que otra, ni con alumnos ni profesores en mi etapa de jefe de Estudios.  Lo suyo era trabajar y ayudar a los demás a hacer nuestro trabajo.

En otro orden de cosas, diré que en la revista del 25 aniversario aparece un artículo de un antiguo alumno de los primeros años del Instituto que era de Galera y que actualmente es Catedrático de la Universidad de Granada. El artículo se titula “Mis impresiones y vivencias en el Instituto de Huéscar».  Entre otras cosas escribe lo siguiente: “La figura de doña Paquita Bustos, con las manos llenas de polvo de tiza de escribir tantas fórmulas como intentaba comunicarnos a través de la pizarra, me inspiraba voluntariedad y esfuerzo”.

En la misma revista del 25 aniversario, le pedí que contase la historia del Instituto, que nadie mejor que ella la iba a contar. Como siempre tan amable y colaboradora lo hizo y al final de dicho artículo formula un

“RUEGO Y UN DESEO:  Haced que este cuarto de siglo de existencia sea estímulo para que las actuales y sucesivas generaciones, que tanto provecho pueden obtener, se propongan y consigan que su nivel cultural y moral crezca indefinidamente, y que este bien, este don de Dios, sirva como centro cultural máximo de toda la comarca para irradiar a ésta valores positivos”.

Evidentemente ella se sentiría orgullosa de ver que su RUEGO y su DESEO se han cumplido con creces, y que el IES La Sagra ha sido y es un Centro donde se imparte Cultura y Conocimientos, además de que es un Centro de referencia a nivel provincial por su seriedad y trabajo bien hecho.

Quiero acabar con las palabras de un historiador americano Henry B. Adams que dice “Un profesor trabaja para la eternidad; nadie puede predecir donde acabará su influencia”.

Por tanto, la influencia que Dª Paquita ha tenido y tiene en la enseñanza de esta Comarca, no se puede medir. Es inconmensurable. Por eso creo que marcó una ÉPOCA.

MUCHAS GRACIAS.

GREGORIO MARTÍNEZ PUNZANO

Publicado en Minerva. Revista de Educación, número 5